Un procurador es un profesional del derecho. Los procuradores son profesionales liberales e independientes, de libre elección por el cliente. Este, normalmente asesorado por el abogado, lo contrata para que le preste sus servicios como representante ante los tribunales. Pero, ¿cómo saber que estoy contratando a un buen procurador?

Los procuradores deben estar licenciados o graduados en esta ciencia y, desde el año 2012 en España, deben contar con un máster de acceso a la profesión.

Cuando no conozcamos a un procurador de confianza, la mejor opción es contratar al procurador con el que trabaje nuestro abogado. Entre ellos ya se conocen, se entienden y lo más importante, si el letrado lo ha escogido como uno de los procuradores de su confianza, seguramente será un buen profesional. Sin embargo, como la elección de procurador es libre puedes escoger libremente el que mejor te convenga.

¿Cuáles son las características que debe tener un buen procurador?

Las características que debe tener un buen procurador son las siguientes:

1.- Debe ser un experto en derecho procesal, para poder así guiar y ayudar al abogado, a la llevanza de la estrategia procesal más oportuna y conseguir mejores resultados en sede judicial.

2.- Debe ser una persona disciplinada y altamente ordenada. Debe recordarle al letrado los plazos y fines procesales para que a éste no se le olvide ningún recurso, alegación, contestaciones a demandas, etc.

características de un procurador

3.- Debe tener fijada una línea de trabajo muy minuciosa y cuidada, así como un estricto orden de los expedientes y del seguimiento de estos.

4.- Debe estar constantemente dispuesto a colaborar con los órganos judiciales para subsanar cualquier defecto procesal.

5.- Tiene capacidad para solicitar el impulso procesal, es decir, exigir a los funcionarios de justicia que aceleren la tramitación del expediente judicial (siempre con atención a unos límites).

6.-  Un buen profesional se responsabilizará de la llevanza del procedimiento, así como de acelerar la tramitación del mismo, por ejemplo, presentando los escritos el mismo día que el letrado se lo haga llegar, evitando de esta forma, dilatar el procedimiento.

7.- Informar al letrado del estado de los expedientes, dándole traslado de todas las copias presentadas y de las notificaciones recibidas.

8.- Acudir a consultar al juzgado cualquier incidente o retraso por parte de éstos.

9.- Un buen procurador es el encargado de hacer comunicar al juzgado cualquier impedimento o imposibilidad que su cliente tenga en relación a alguna actuación encomendada por el juzgado.

zona geográfica del procurador

10.-Un buen profesional limitará su zona geográfica, pues aunque desde el año 2009 tanto abogados como procuradores pueden ejercer libremente su profesión en todo el territorio nacional. Cierto es que principalmente los procuradores se asignan una zona concreta y actúan en dos o tres partidos judiciales (dependiendo la extensión y habitantes de éstos) para poder brindar mejor asesoramiento y representación a sus clientes.

11.- Un procurador competente dará agilidad a la cesión de Venia entre abogados. Recogerá los documentos del expediente en cuestión del abogado que abandona la defensa, entregándolos rápidamente al nuevo letrado que vaya a asumir la dirección letrada.

Por tanto, ¿en qué debemos fijarnos principalmente, para contratar a un buen procurador?

cómo debe ser un procurador

Habiendo visto las características principales de un buen procurador, podemos advertir la importancia de contratar los servicios de un buen profesional que sea experto en materia procesal (para que pueda acelerar el proceso debido a su conocimiento sobre el procedimiento). De igual modo que es necesario que ostente buenas dotes comunicativas y de relaciones sociales, para poder acudir al auxilio de los funcionarios de justicia, empatizar con ellos y velar por los intereses del cliente.

Cabe concluir manifestando la importancia de, para muchos, la desconocida figura del procurador, que el letrado pueda localizarlo cuando le sea necesario. También es importante que entre ambos profesionales exista confianza laboral y profesional, pues será el procurador quien va “a dar la cara” por el cliente en el juzgado y, por ende, también por el abogado.

Para finalizar, creemos de importancia reseñar la confianza que el abogado y el cliente depositan en la figura del procurador. En caso de que el procedimiento se ganase en costas, el mandamiento judicial de pago emitido por los funcionarios del juzgado que haya conocido el asunto (tanto del principal, como de las costas procesales) lo recibirá el procurador. Es este el que, posteriormente, se encarga de “repartir” a cada una de las partes la cantidad que les corresponda.

Artículo desarrollado por Anna Molina.

Si tienes un problema legal te ayudamos gratuitamente

En Ley Actual te ayudamos gratuitamente a elegir el despacho que más se adecue a tus necesidades.

Introduce tu código postal

Introduce tu código postal para ver las noticias más relevantes de tu zona.

 
0
Connecting
Please wait...
Envía tu consulta y te guiaremos gratuitamente.

Te guiamos en tu consulta legal gratuitamente.

Nombre
Email
Tu código postal
Teléfono de contacto
Describe tu consulta
Ayuda gratis por un experto

¿Necesitas ayuda legal? Envíanos tu consulta y te conectaremos gratuitamente con un experto que te guiará. Estarás un paso más cerca de solucionar tu duda legal.

Tu nombre
Tu correo
Teléfono de contacto
Explícanos tu consulta legal
¿Alguna duda legal? Te ayudamos gratis.
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?