Cuando vamos a hablar con un notario o tenemos un problema legal se da por hecho que conocemos la diferencia entre abogado o procurador. Pero muchas personas no necesitan de este tipo de figuras en su día a día, y pueden tener dudas. Te explicamos qué características tiene cada uno, y en qué situaciones concretas se hacen necesarios.

Abogado y procurador: profesionales graduados en Derecho

procuradores graduados

La  premisa más importante es que tanto el abogado como el procurador tienen el mismo objetivo legal, es decir, ambas figuras son profesionales del derecho y deben ser, obligatoriamente, licenciados o graduados en Derecho. Además, deben estar debidamente colegiados en el Colegio de abogados o procuradores del lugar donde tengan abierto su despacho, pudiendo elegir si estar en situación de “ejerciente o no ejerciente”.

Al ser figuras tan cercanas podemos tener dudas. ¿Qué funciones cumplen uno y otro? ¿Debemos elegir entre uno y otro en función del problema legal que tengamos, o son profesionales compatibles?

Pese al desconocimiento de la figura del procurador por gran parte de la población – la que nunca se ha visto implicada en un procedimiento judicial -, es una figura de obligada intervención en la mayoría de los procedimientos judiciales (excepto en los laborales, y en algunos asuntos administrativos, penales o civiles en función de la cuantía).

El abogado, pese a ser una figura mucho más conocida que la del procurador (sobretodo en ámbitos no jurídicos), tampoco es una figura que deba intervenir en la absoluta totalidad de procedimientos judiciales. Y es que existen procedimientos de jurisdicciones como laboral, contencioso administrativo, civil y penal en los que, por diferentes motivos, tampoco es preceptiva la figura del abogado.

¿Qué tareas realizan los abogados y los procuradores?

diferencias entre abogado y procurador

Las tareas de uno y otro son bien distintas pero muy complementarias. Se necesitan el uno al otro para poder desarrollar su actividad: el abogado ejercer la defensa del cliente, y el procurador ostentar la representación del cliente en sede judicial. Es decir, el procurador se encarga también de recoger la documentación y de recibir, en su nombre, las notificaciones que emita el juzgado en relación a su procedimiento.

Esta libertad de elección permite encontrar al abogado y procurador que más se ajuste a las necesidades de cada individuo. Como esta labor de elección no es sencilla (sobre todo debido a la dificultad para evaluar a estos profesionales antes de conocerles) Ley Actual se dedica, de manera gratuita, a ayudar a aquellas personas que lo necesiten a encontrar un despacho o procurador profesional y que siga los principios de precios éticos y no abusivos.

El procurador ejerce de intermediario entre el juzgado y el abogado, quien se dedica exclusivamente a la defensa del cliente dejando en manos del procurador el envío de documentos, y la entrega de contestaciones procesales.

¿Cómo se debe elegir un abogado y un procurador? ¿Tengo alguna obligación legal?

elegir procurador

Tanto la figura del procurador como del abogado es de libre designación de las partes, es decir, igual que nadie le puede imponer a un cliente un abogado, tampoco se le puede imponer un procurador. Todo esto, exceptuando los casos de justicia gratuita en los que es el Colegio de Abogados de cada provincia quien asigna, siguiendo un orden preestablecido, un abogado y un procurador sin que el ciudadano pueda elegirlo.

La figura del Procurador, ha sido y es muy criticada por parte de la ciudadanía que, generalmente, desconoce las funciones de estos profesionales del derecho llegando. Y es que, en muchas ocasiones, incluso a no se llega a entender su figura. Sin embargo, son ellos, los procuradores, y no los letrados, quienes conocen a los agentes y funcionarios que trabajan en el juzgado. Y es que cada día tienen contacto y relación con ellos, lo que facilita en múltiples ocasiones la comunicación entre el cliente y su procedimiento. A su vez, el procurador es quien se encarga de agendarse los plazos y fines de entrega de documentos procesales, recordándole al letrado con suficiente antelación la aproximación de los mismos.

En este sentido parece sencillo entender la diferencia entre abogado y procurador.

Por su parte, el letrado es el encargado de redactar los escritos procesales (demandas, contestaciones a las mismas, etc.), esto es, entra en el fondo del asunto y es el responsable de la defensa judicial del cliente. Por ello, se encarga de dirigir el procedimiento y actúa en consecuencia decidiendo la estrategia procesal a llevar a cabo y dirigiendo su ejecución.
Además estudia los casos, los conoce en profundidad y realiza asesoramientos extrajudiciales -antes de llegar a juicio, agota la vía amistosa en pro de conseguir una rápida solución a los problemas de su cliente-.

¿Cuáles son las principales funciones de los procuradores?

funciones del procurador

  • Ostentan la representación del cliente frente a la administración de justicia.
  • Intermedia entre dicha administración y el letrado, facilitando la comunicación entre ambas partes.
  • Posee la capacidad de agilizar el proceso judicial, aprovechándose de la buena relación que mantienen con los funcionarios judiciales, pueden impulsar la rápida tramitación de los expedientes.
  • Son los encargados de presentar los escritos procesales: demandas, contestaciones a la demanda, recursos de alzada, suplicación, etcétera.
  • Son los que reciben las comunicaciones que la administración de justicia mantiene con los interesados, durante la tramitación del procedimiento.

¿Cuáles son las funciones de los abogados?

  • Son los encargados de la dirección jurídica del procedimiento.
  • Se encargan de la redacción de los documentos procesales.
  • Estudian a fondo el asunto, y trazan la estrategia a seguir.
  • Se encarga de llevar las negociaciones extrajudiciales, en pro de alcanzar una solución que evite la contienda judicial.

Vemos, por tanto, que la figura del abogado no podría convivir ni realizar bien su trabajo sin la existencia del procurador. Son figuras con los mismos conocimientos, pero con competencias claramente diferenciadas que se complementan a la perfección para, en definitiva, poder lograr la mejor justicia posible para la sociedad en su conjunto.

Artículo desarrollado por Anna Molina

 

Si tienes un problema legal te ayudamos gratuitamente

En Ley Actual te ayudamos gratuitamente a elegir el despacho que más se adecue a tus necesidades.

Introduce tu código postal

Introduce tu código postal para ver las noticias más relevantes de tu zona.

 
0
Connecting
Please wait...
Envía tu consulta y te guiaremos gratuitamente.

Te guiamos en tu consulta legal gratuitamente.

Nombre
Email
Tu código postal
Teléfono de contacto
Describe tu consulta
Ayuda gratis por un experto

¿Necesitas ayuda legal? Envíanos tu consulta y te conectaremos gratuitamente con un experto que te guiará. Estarás un paso más cerca de solucionar tu duda legal.

Tu nombre
Tu correo
Teléfono de contacto
Explícanos tu consulta legal
¿Alguna duda legal? Te ayudamos gratis.
Feedback

Help us help you better! Feel free to leave us any additional feedback.

How do you rate our support?