Los juegos hinchables se han convertido en un habitual de cualquier fiesta o celebración infantil y su uso se ha extendido mucho en muy poco tiempo. Estas atracciones hasta hace poco únicamente se empleaban en contextos profesionales (parques de juegos o similares). Sin embargo, su alquiler e instalación por parte de particulares o asociaciones se ha intensificado en pocos años y como suele suceder en estos casos, las normativas de seguridad de uso e instalación no han avanzado a la misma velocidad.

La alarma social derivada del terrible incidente que recientemente se cobró la vida de una pequeña en Girona, sumado a los múltiples incidentes anteriores, han reavivado la necesidad de regular este sector.

Actualmente la norma de referencia es la UNE EN 14960, que como todas las normas de este tipo, no es de aplicación directa sino que requiere que una normativa administrativa la recoja para hacerla de obligado cumplimiento. En cualquier caso, la futura regulación debe ir más lejos ya que, si bien la norma UNE contempla los aspectos técnicos de forma muy pormenorizada (resistencia de materiales, oposición al viento, número de anclajes, usos de los distintos modelos homologados, etc.) no entra a establecer una cadena de responsabilidades que garantice que todos los controles y precauciones que la norma recoge se cumplen.

Problemática con respecto a los juegos hinchables

ley juegos hinchables

Así que las preguntas de ¿Quién debe supervisar que la instalación de un juego hinchable está bien hecha? ¿Cómo verificar que los materiales son los adecuados o están en buen estado? ¿Quién firma que las condiciones climáticas son correctas? En definitiva ¿Quién será el responsable de los daños que se causen si algo falla?, son las que una nueva normativa de referencia debe abordar, además de incorporar reglas técnicas.

Hasta ahora muchos profesionales técnicos se han entendido competentes para supervisar el mantenimiento e instalación de estas estructuras, sin embargo, no existían criterios objetivos que nos permitan calificar cuando ésta supervisión se hizo bien o cuando fue insuficiente o negligente y por tanto, el profesional responde de su responsabilidad civil subsidiaria.

Regulación y novedades

castillo hinchable problemas legales

En ese esfuerzo regulador se encuentran múltiples asociaciones profesionales como el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de la edificación de Alicante en cuyo proyecto de norma hemos tenido el privilegio de poder ayudar, por lo que tal vez dentro de no mucho podamos tener una norma de referencia aplicable en nuestro ámbito.

Más información sobre la regulación que se está desarrollando con la colaboración de Juristia Consultores aquí.

Artículo escrito por Guillermo Candeias, abogado de Juristia Consultores.

problema legal

¿Necesitas ayuda legal?

Deja que uno de nuestros despachos especialistas te guíe gratis y sin compromiso.


Share This

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies y nuestro aviso legal. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar